La miopía en niños y tratamientos que debes conocer

La miopía en niños y tratamientos que debes conocer

Cuando se presenten algunos de los síntomas de la miopía en niños es necesario llevarlo a una cita con el oftalmólogo, con el objetivo de que el especialista estime el grado de miopía que ha desarrollado el menor. Con las indicaciones y prescripción correcta de la solución para frenar el avance del problema de vista corta se tomará las medidas necesarias para elegir una gafas, lentes de contacto especialmente graduadas a medida para ayudar a la mejora de una buena visión en los niños con miopía infantil.

Es fundamental cuidar y controlar el avance de la miopía en niños con el empleo de diversos tratamientos, es clave tener estos cuidados, puesto que la miopía aumenta considerablemente entre las edades comprendidas de los siete y diecisiete años, en este periodo de tiempo es cuando se debe intervenir para evitar futuros problemas severos de una visión corta.

También te podría interesar leer: ¿Qué es miopía infantil y como detectarla?

Tratamientos de la miopía en niños

La miopía en niños tiene por tratamiento el uso de gafas, lentillas, dosis bajas de atropina o la ortoqueratología, la cirugía tambien es una opción para corregir la miopía, pero solo en adulto etapa en la cual la miopía tiende a estabilizarse.

Tratamientos de la miopía en niños

Sabemos entonces que la miopía no tiene cura es decir no se puede revertir, pero si puede tener un tratamiento que evite su aumento. El tratamiento de la miopía en niños ayuda a proteger y asegurar la salud ocular de los infantes, con el uso de los siguientes tratamientos:

1. Dosis bajas de gotas de atropina

La aplicación de gotas de atropina es un método que viene revolucionando por sus efectos para disminuir o retrasar el aumento de la miopía infantil. Estas gotas de atropina son usadas mayormente para dilatar las pupilas ante un examen oftalmológico.

La dosis recomendada para los niños de entre los 5 y hasta los jóvenes de 18 años son de una gota en cada ojo por las noches justo antes de acostarse a dormir. Aún no se tiene claro como es el funcionamiento para el retraso de la miopía, pero si se tiene claro que evita que el ojo se alargue y por tanto no haya una miopía severa.

Entre los efectos secundarios del uso de dosis bajas de atropina podemos mencionar enrojecimiento en los ojos, picazón alrededor de los ojos.

2. Lentes de contacto de desenfoque periférico

Este tipo de lentes de contacto son especiales para el uso en menores de entre seis y doce años de edad con problemas de vista corta, este lente está conformado por varias areas de enfoque tal como si fuera una tablero de jugar a apuntar dardos con la integración de varios círculos y en el centro el círculo principal tiene el objetivo de corregir la visión desenfocada o borrosa.

Las lentillas con desenfoque periférico ayudan a ralentizar el aumento de la miopía en niños con predisposición a desarrollar una miopía más acelerada. No obstante existen algunos casos en los cuales los lentes de contacto de desenfoque periférico no han funcionado como se esperaba.

Los riesgos de una infección con la utilización de los lentes de contacto de desenfoque periférico son los mismos que se tienen con una lentilla normales, es necesario supervisar y mantener una constante vigilancia sobre el correcto uso e higiene de los lentes de contacto.

3. Ortoqueratología (Ortho-K)

El uso de los anteojos o los lentes de contacto evita el aumento excesivo de los grados de miopía, ciertamente no detienen su avance tampoco tienen algún efecto preventivo. El tratamiento para la miopía en niños con el uso de unos lentes de contacto exclusivos para su uso durante las horas de sueño tienen por finalidad corregir la miopía infantil.

Ortoqueratología o llamado también como Ortho-K son lentes que aplanan y dan forma al el epitelio corneal la capa externa del ojo, provocando un cambio en la curvatura sin causar daño alguno. Sin embargo una vez se dejen de usar la forma del ojo volverá paulatinamente a su forma normal de un ojo con miopía.

Ortoqueratología (Ortho-K)

El uso de este tipo de lentillas es el único método con el cual se tiene una visión correcta sin el uso de los anteojos o los lentes de contacto. La Ortoqueratología puede ser utilizada en niños mayores de seis años de edad, etapa en la cual se ha demostrado un mayor avance de la miopía.

Los riesgos de utilizar este tipo de lentes de contacto nocturnos son las posibles infecciones debido a una mala higiene, son complicados de ajustar a la medida del menor, para las medidas exactas es convenientes y necesario realizar más visitas al consultorio del oftalmólogo.

4. Pasar más tiempo al aire libre

Limitar el tiempo frente al televisor, ordenador o el móvil es clave para controlar el aumento de la miopía en niños, como unos de los tratamientos recomendados tenemos la opción de pasar más tiempo al aire libre.

Estudios han revelado que la exposición a los rayos de luz solar cuando realizas actividades al aire libre ayuda a producir neurotransmisores llamados dopaminas que reducen el crecimiento del ojo, por ende reduce el aumento de la miopía en niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir